7 diciembre, 2019

Ventajas de la firma electrónica avanzada para empresas de seguros

firma electronica avanzada sector seguros

Hoy en día el cliente busca inmediatez para todo lo que necesita y decide contratar, y el sector de los seguros no es diferente.

Aunque la transformación digital de esta industria ha sido más lenta que en otros sectores como la banca, el mundo de los seguros también se ha sumado a los beneficios de herramientas digitales como la firma electrónica avanzada.

Una de las ventajas que ha traído consigo la revolución digital es el ahorro de material y tiempo, que se traduce en mayor efectividad y menores costes. Los principales beneficios de la firma electrónica para el sector de las aseguradoras pueden resumirse así:

  • Seguridad jurídica. Este sistema garantiza plena validez legal. En el caso de la firma biométrica, uno de los varios tipos de firma electrónica avanzada, se cumplen todos los requisitos para validar legalmente los documentos firmados, ya que permite acreditar fehacientemente que el asegurado es quien ha firmado el documento gracias a los rasgos biométricos.
  • Ahorro de tiempo. Ya no es necesario imprimir, escanear y guardar los documentos firmados en bases de datos previamente creadas. Además, algunos tipos de firma electrónica avanzada, como la firma remota o la firma con certificado, permiten firmar desde cualquier parte y ahorrar tiempo en desplazamientos. Así, los clientes que contratan una póliza, no necesitan acudir presencialmente a la oficina.
  • Ahorro de espacio. En muchos casos, los documentos firmados en papel tienen que guardarse durante largos períodos de tiempo, lo que implica almacenamiento físico. Con la firma electrónica, los documentos se archivan en una base de datos digital mucho más práctica.
  • Sostenibilidad. Gracias a estos métodos de autenticación, el ahorro de papel es considerable.
  • Mayor control. Todos los documentos están centralizados en la plataforma del proveedor elegido y/o en la nube. De esta forma, los departamentos que los necesitan pueden acceder a ellos de manera mucho más rápida y sencilla.

Además de las ventajas que obtiene la aseguradora, los beneficios del cliente gracias a la firma electrónica no son pocos:

  • Facilidad a la hora de contratar un seguro.
  • Agilidad para poder hacerlo en cualquier momento.
  • No necesita imprimir los documentos y escanearlos.
  • Puede activar la póliza inmediatamente.

Estos beneficios se traducen en mayor satisfacción para el cliente que, a su vez, repercute de forma positiva en la empresa. Hay que recordar que vivimos en una era digital en la que debemos comprender a los clientes, anteponer sus deseos e intentar siempre satisfacer sus necesidades. La firma electrónica es un gran recurso para ello.

Redaccion

Read Previous

Allianz Partners acelera la digitalización de sus servicios de salud a través de la teleconsulta

Read Next

Jornada sobre Mutuas organizada por CCOO