Línea Directa contará en 2020 con más de 1,5 millones de clientes digitales

Digitalización de Línea Directa

La nueva era digital del seguro de Línea Directa, bajo el lema “Más digitales, más útiles” y presentada recientemente a los medios de comunicación permitirá obtener el precio del seguro fotografiando el carné de conducir y la matrícula del coche; recibir una indemnización por la rotura de una vitrocerámica simplemente enfocándola con el móvil; pedir una cita con el médico utilizando un asistente de voz o recibir descuentos en la renovación de la póliza participando en una novedosa forma de Pay as You Drive a través de la app.

Estos servicios son una muestra de la nueva forma de relacionarse con los clientes que, a lo largo de los próximos meses, la compañía quiere implementar a través de la Inteligencia Artificial, los Asistentes Virtuales, el IoT y el Big Data. Esto, con el objetivo de impulsar la máxima utilidad, la flexibilidad y la omnicanalidad en la relación con sus asegurados y hacerles su vida mucho más sencilla y fácil.

En 1999, Línea Directa fue la primera compañía en vender pólizas de Autos a través de Internet, inaugurando un canal que, en la actualidad, aporta más del 60% de los nuevos asegurados de la compañía. Además, el 40% de los clientes actuales de Línea Directa ya realizan sus gestiones del seguro, principalmente, a través de este canal, un porcentaje que llega hasta el 100% en el caso Vivaz, la marca de seguros de Salud del Grupo.

El objetivo de la aseguradora es contar en 2020 con más de 1,5 millones de clientes digitales, que, según sus previsiones, podrán ahorrar hasta un 50% de tiempo en las gestiones y trámites relacionadas con sus seguros de coche, Hogar y Salud. Todo ello permitirá a Línea Directa afrontar sus principales objetivos estratégicos: reafirmarse como el referente tecnológico en el sector, crecer al ritmo de los últimos años y alcanzar, a medio plazo, los 1.000 millones de euros de facturación.

“Nuestro proceso de Transformación Digital se asienta sobre dos pilares fundamentales: la omnicanalidad, que permitirá al cliente relacionarse con nosotros a través del canal que desee y la utilidad, que nos lleva a hacer la vida de nuestros clientes más sencilla, más ágil y más cómoda. En este sentido, la digitalización como reclamo artificial no nos interesa. Nuestra filosofía es que si algo no es verdaderamente útil para el cliente, no nos vale”. ha indicado Miguel Ángel Merino, Consejero Delegado de Línea Directa,

Digitalización, omnicanalidad y modelo directo

En 1995, Línea Directa transformó el sector asegurador prescindiendo de la intermediación en el proceso de distribución de los seguros y apostando por el teléfono como principal canal de venta, convirtiéndose así en la primera compañía que utilizó este soporte para distribuir seguros de forma masiva. Una apuesta que cuatro años después redobló con la inauguración de su canal de venta On line, un ámbito que ahora lidera en el sector asegurador.

En este sentido, la apuesta de la compañía por la tecnología y los servicios digitales supone avanzar en su estrategia de omnicanalidad, que tiene por objetivo atender a cada tipo de cliente a través del canal que desee, ya sea más tradicional o de última generación.

Sobre esta cuestión, la compañía considera que el modelo de negocio directo, gracias a su alineamiento, su desintermediación y su carácter tecnológico, constituye una ventaja competitiva respecto al modelo tradicional de distribución de seguros, lo que facilitará a Línea Directa ahondar en la mejora de la relación con sus clientes.

Una experiencia de cliente diferencial

Esta apuesta por la tecnología permitirá a Línea Directa contar con un customer journey (“Viaje del cliente”) diferencial, que, además de incluir soluciones basadas en la tecnología de última generación, como wereables, IoT o aplicaciones móviles, colocará al cliente y sus necesidades en el centro de todas las decisiones de negocio.

De esta forma, momentos clave en la relación de un asegurado con Línea Directa, como la contratación, las gestiones del cliente, la apertura y seguimiento de partes de accidente o la renovación, estarán presididos por la flexibilidad y la facilidad, siendo el cliente el que decide la forma y el momento de comunicarse con su compañía, sin horarios ni desplazamientos innecesarios.

Por otra parte, gracias a la digitalización, la compañía también quiere poner en valor el trabajo de sus operadores y especialistas, que, al ser liberados de las tareas más administrativas, como abrir un parte de un siniestro sencillo, valorar un daño, o concertar una cita con el médico, podrán centrarse en los procesos más decisivos y satisfacer así las necesidades de sus más de tres millones de clientes. En este sentido, como apoyo a su proceso de Transformación Digital, la compañía ya ha anunciado que contratará en los próximos meses a 150 profesionales de perfil STEM (Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) y Digitales para desarrollar e implementar las nuevas soluciones y servicios.