22 octubre, 2019

Auge de los seguros para patinetes eléctricos

seguros patinete electrico

Los patinetes eléctricos están cada vez más presentes en las calles de cualquier ciudad y el sector de los seguros ya ha empezado a pensar en el negocio que pueden generar. Debemos tener en cuenta que es recomendable estar asegurado en cualquier actividad que implique riesgo, sobre todo para cubrir la responsabilidad civil por daños a terceros, ya sean personas o bienes.  La responsabilidad civil es muy elevada porque los accidentes con patinete pueden perjudicar a personas y generar lesiones que requieren caros tratamientos. En otros casos, se dañan bienes públicos, como las farolas, y se exige compensaciones.

Algunas compañías como AXA los incluyen dentro de la póliza del hogar, que asume no solo la infraestructura de la vivienda, sino también todo lo que contiene, como la televisión, el ordenador, la bici eléctrica o el patinete. El seguro del hogar cubre los robos de dispositivos eléctricos, daños por siniestros en la vivienda (como una inundación que inutiliza las baterías del VMP) y los accidentes a terceros. Sin embargo, si el dueño del patinete es distinto del titular del seguro, se excluye de la póliza del hogar. Por ejemplo, cuando el hijo mayor de edad convive con los padres o cuando reside en una vivienda alquilada.

En el caso de estos jóvenes o inquilinos propietarios de los patinetes, que suelen tener entre 16 y 45 años, pueden optar por seguros específicos para cubrir los daños a otras personas ocasionados en la conducción. Los daños propios quedan excluidos.

En cuanto al precio, suele estar entre los 70 y 100 euros al año, y puede cubrir hasta 350.000 euros en el caso de la aseguradora Reale.

El mal uso del VMP no tiene incidencia y el seguro lo tendría que cubrir por daños a terceros aunque no los propios. La razón es que actualmente no hay una normativa específica sobre la conducción de VMP. Algún usuario de patinete podría circular por la carretera en sentido contrario, a gran velocidad y sin luces, sufrir un accidente, y cobrar la póliza. La razón es que los VMP aún no están regulados y ni siquiera es obligatorio llevar bocina. Tampoco se ha establecido cómo se ha de compartir el espacio en el carril bici. La compañía puede alegar que hay un parte policial que demuestra que el usuario accidentado circulaba ebrio y excluirlo.

Beatriz Merino

Somos el equipo de redacción del Portal Mutuas y Seguros. Las actuaciones de las empresas del sector impactan a nuestros lectores y aquí compartimos todos los puntos de vista.

Read Previous

Fundación Mutua Madrileña premia las buenas acciones en redes sociales

Read Next

Allianz empieza a operar en el sector de los planes de pensiones