28 febrero, 2024

Un 27% de consumidores están insatisfechos con su seguro

Un 27% de consumidores están insatisfechos con su seguro

Según indica una encuesta encargada por la Asociación de Consumidores de Navarra Irache, el 27% de las personas que se han visto afectados por un siniestro, como un accidente de coche o una fuga de agua en casa, se muestran insatisfechas con su compañía de seguros.

«Las principales razones de sentirse molestos son que consideran la indemnización insuficiente, la mala atención ofrecida por la aseguradora o que le hayan denegado la cobertura», explica la asociación.

La razón que molesta más -32% de ellas- es que la aseguradora ofrece una indemnización que el consumidor considera «escasa para el daño sufrido», porque la reparación del vehículo cuesta más o porque no contempla todos los daños que ha sufrido la casa, por ejemplo.

Según explica Irache, tras reclamar, «en muchos casos se entabla una negociación y se consigue que la indemnización se adecúe mejor al daño real producido». Sin embargo, «otras veces no es así y el consumidor tiene que contratar un informe pericial que rebata el del seguro, un trámite que echa a muchos afectados atrás».

En otras ocasiones, la inquietud se debe a que el informe de indemnización «no está suficientemente argumentado» o a que no ofrecen la propuesta por escrito, «sino que solo la trasladan de forma verbal y sin dar grandes explicaciones».

La siguiente causa de insatisfacción -27%- es la «deficiente atención» de la compañía al cliente tras sufrir el siniestro. «En muchas ocasiones, el consumidor no sabe cómo dar parte al seguro, si puede llevar el coche al taller que quiera, si puede reparar o tiene que esperar a que llegue el perito de la compañía, cuándo comenzar a cambiar el mobiliario de casa afectado, si tiene que sacar fotografías, cuánto tiempo esperar…», señala.

Un 25% de los insatisfechos se muestran molestos porque la aseguradora «no les cubre el siniestro o lo hace de forma mínima porque la póliza no cubre el problema o lo hace solo parcialmente». «En este punto se dan sorpresas de todo tipo, como que no cubre porque el accidente ha sido en el extranjero, porque no hay mantenimiento de las tuberías de casa, solo paga el valor venal del coche y no la reparación o exclusivamente me repone los azulejos dañados, pero no los de al lado», detalla Irache.

Otra causa de molestia habitual es que el seguro «tarda mucho» en pagar la indemnización o en realizar la reparación, si es que se ha comprometido a ello. Por eso, en ocasiones los consumidores «se ven obligados a realizar por su cuenta el arreglo y en ocasiones luego se producen desacuerdos por la factura de los trabajos». En principio, la aseguradora tendría cuarenta días desde la declaración del siniestro para pagar, al menos, el «importe mínimo de lo que pueda deber».

Ante un siniestro, Irache recomienda «revisar detenidamente» las coberturas, exclusiones u otras limitaciones de la póliza en cuestión y, si es caso, asesorarse para reclamar a la compañía «si la gestión no es la adecuada o no se sabe cómo actuar».

0 Reviews

Write a Review

Redaccion

Redaccion

Read Previous

Bansabadell Vida se sitúa como la séptima aseguradora española

Read Next

Aura Seguros abre su plan estratégico

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *