¿Por qué no deberías ir a esquiar sin tener un seguro?

Seguros para esquiar

Esquiar es una actividad que no deberías realizar sin estar asegurado. Y es que, son varios los riesgos que se corren. A continuación, te explicamos cuáles son, para evitar inconvenientes en temporada de esquí.

Al practicar esta actividad deportiva podrías tener algún accidente que te provoque lesiones. Por ello, deberías contratar un seguro que te permita evitar gastos, de hasta 5.000 euros, por ejemplo, cuando se requiere un rescate en pista de esquí. En países como Francia o Austria resultan aún más costosos.

En vista de que los seguros de las estaciones de esquí no se hacen cargo del coste del rescate de los deportistas, es importante contratar una póliza específica que cubra tanto los gastos médicos como los rescates o la responsabilidad civil.

En España, las cifras indican que, aproximadamente ocho millones de personas han esquiado alguna vez han en las 31 estaciones que se encuentran dispersas por todo el territorio nacional. Esto, sin considerar que cada vez son más el número de españoles que se desplazan a otros países para disfrutar de la citada actividad típica del invierno. De ahí que Mapfre haya anunciado que la cobertura de asistencia sanitaria sea la más buscada por quienes forman parte de su cartera.