1 febrero, 2023

¿Los seguros de coche cubren los daños provocados por el temporal?

¿Los seguros de coche cubren los daños provocados por el temporal?

La nieve y el viento pueden causar desperfectos en nuestro coche. Aunque se trate de una situación que se repite año tras año, conviene repasar qué tipo de coberturas tenemos en nuestro seguro para así saber qué tipo de daños están cubiertos si desgraciadamente tenemos algún tipo de percance.

En este contexto hay que diferenciar entre riesgos normales y extraordinarios porque eso determinará que tengamos que reclamar directamente a nuestro seguro o al Consorcio de Compensación de Seguros. Esta entidad es privada y se financia exclusivamente con las aportaciones de los mismos asegurados.

Según la patronal de las aseguradoras Unespa, existe una lista de hasta 10 riesgos extraordinarios que asume el Consorcio, como los vientos fuertes (a partir de cierto umbral, normalmente unos 120 km por hora). Según el Consorcio (CCS), una inundación es el fenómeno que más daños produce en España. «Se entiende por tal el anegamiento del terreno producido por lluvias o deshielo; por aguas procedentes de lagos con salida natural, de rías o ríos, o de cursos naturales de agua en superficie cuando se desborden de sus cauces normales. Asimismo se incluye el embate de mar en la costa, aunque no haya anegamiento», precisan desde el Consorcio.

Lo que no incluye el CCS es el granizo, la lluvia directa caída sobre el bien asegurado, el peso de la nieve ni los vientos inferiores a 120 km/h, por lo que la responsable de la indemnización será la aseguradora siempre que la póliza incluya una cobertura contra daños meteorológicos.

Tampoco considera inundación la lluvia caída directamente sobre el riesgo asegurado, o la recogida por su cubierta o azotea, su red de desagüe o sus patios, como tampoco la inundación ocasionada por rotura de presas, canales, alcantarillas, colectores y otros cauces subterráneos artificiales, salvo que la rotura se haya producido como consecuencia directa de evento extraordinario cubierto por el Consorcio.

En caso de que el granizo provoque daños en las lunas del coche la reparación está cubierta por la cobertura de lunas ya que, en este caso concreto, las aseguradoras no suelen excluir causas naturales. Si los desperfectos en el coche han sido causados por una rama o un árbol que ha caído sobre el coche, la responsabilidad recaerá sobre el propietario del terreno donde estaba plantado , lo que es también aplicable al suelo municipal (cuya responsabilidad recaerá en el ayuntamiento).

Según Israel Camacho, Manager en el área de Corporate de Marsh España «Las pólizas de seguros están diseñadas para asumir los daños ocasionados por los efectos de climas extremos. Es importante revisar las coberturas contratadas y comprobar que se tienen incluidos los daños atmosféricos, ya que sería la garantía que asumiría los daños provocados por situaciones de climatología extrema».

Camacho aclara en este sentido que algunas preguntas frecuentes en lo que respecta a los automóviles afectados por fenómenos como temporales o nevadas están relacionadas con la diferencia de cobertura en función de si se ha contratado «a todo riesgo» o «a terceros». Por ejemplo, «si un coche sufre un impacto o se sale de la carretera a causa del temporal, o si se le cae encima la rama de un árbol, los daños están cubiertos solo si el vehículo está asegurado a todo riesgo. En caso de que esté asegurado solo frente a daños a terceros, solo contará con cobertura para el traslado del vehículo con una grúa, pero la reparación no estaría cubierta».

Cómo actuar

En caso de sufrir daños en nuestro coche debido al temporal, el primer paso sería el de realizar todas las labores que sean razonables y necesarias para minimizar los daños. (por ejemplo, en el caso de un automóvil, limpiar en la medida de lo posible la nieve). A continuación deberemos verificar que los bienes dañados están cubiertos a través de una póliza de seguro que esté en vigor.

Finalmente tendremos que comunicar el siniestro sin demora a su mediador (agente o corredor de seguros). Este nos asesorará e indicará qué información debemos aportar a la compañía de seguros y se ocupará de realizar la comunicación a la misma o al Consorcio de Compensación de Seguros en caso de que proceda. Existe un plazo máximo de 7 días para realizar dicha comunicación al asegurador.

Tanto la compañía como el Consorcio (CCS), que tiene un límite en el importe de la indemnización por siniestro, abonarán la cantidad según lo estipulado en la póliza. Aseguradoras como Mapfre, Mutua o Allianz , abonarán en importe del coche nuevo si este tiene menos de dos años. A partir de ese plazo, se abona según el precio de mercado, utilizando para ello las tablas de tasaciones de la multinacional Eurotax Glass-s.

0 Reviews

Write a Review

Redaccion

Redaccion

Read Previous

Barcelona, la provincia con más accidentes de tráfico según la UNESPA

Read Next

Los seguros más populares en España

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.