Mutua Madrileña busca crear operaciones en Latinoamérica y en la “nueva movilidad”

Grupo Mutua busca crear nuevas operaciones

Tres años después de comprar el 40% de la empresa chilena BCI Seguros y arrancar su internacionalización, el Grupo Mutua busca crear nuevas operaciones en Latinoamérica. Así lo señaló Ignacio Garralda, el pasado 7 de marzo, en la presentación de resultados de la entidad española. El ejecutivo indicó que el proyecto forma parte del plan estratégico 2018-2020 y su apuesta por las nuevas formas de movilidad, donde el uso del vehículo propio está perdiendo peso frente a otras alternativas.

En cuanto a la mencionada empresa latina, después del verano se decidirá si Mutua Madrileña ejecuta su opción de compra sobre el 60% adicional en el primer trimestre de 2020.

“Espero que antes de acabar este plan estratégico en 2020 podamos hacer otras alianzas”, señaló Garralda, quien recordó que el rastreo de operaciones lo fijó en Colombia, Chile y México por ser mercados “con mayor seguridad jurídica”. Mientras que Brasil o Argentina, es “bastante más arriesgado”. No obstante, reconoció que el proceso se ha ralentizado porque quiere trabajar de forma conjunta con socios locales de “buen nombre”, “buena reputación” y que estén dispuesto a aliarse.

Durante la presentación de los resultados de 2018, Garralda también dio a entender que sigue en pie su interés por la gestión de activos. Explicó que la meta del Grupo Mutua es ofrecer un servicio de asesoramiento legal a cualquier perfil de renta de sus clientes.

Sector Salud y Autos

En la citada jornada, Ignacio Garralda destacó el buen desempeño de los segmentos Salud y Autos. De ahí, su intención de explorar las oportunidades para el grupo en la “nueva movilidad”. El ejecutivo hizo referencia a la entrada del aseguramiento del alquiler de vehículos para particulares y del car-sharing. La empresa está dispuesta a buscar aliados para llevar a cabo este proyecto.

También, mostró interés en los servicios como Uber o Cabify. No obstante, las soluciones de aseguramiento podrían complicarse por la diferente normativa por comunidades autónomas complica cómo abordar las soluciones de aseguramiento.

El interés de Garralda en estos negocios se debe a los cambios de hábitos de los consumidores y las restricciones al uso del vehículo por razones de contaminación. Sobre Madrid, por ejemplo, anticipó la puesta en marcha de un proyecto que, también incluirá observar si la disminución del uso de coches por las prohibiciones de su uso en el centro, aminora los siniestros. Y es que esto, podría abaratar los precios de las pólizas.

En 2018, el Grupo Mutua obtuvo un beneficio neto de 266,9 millones de euros, lo que supone un incremento del 6% respecto al año anterior. El aumento de los ingresos en primas fue del 5,3%, hasta los 5.270 millones, y el del número de pólizas contratadas del 5,1%, de forma que ya casi roza los 8,5 millones de contratos.

Por cliente, el promedio de pólizas es de 1,5, según lo que explicó Ignacio Garralda. Asimismo, indicó que el objetivo es duplicar la tasa y detalló que, gracias a la mejora cosechada en rentabilidad, congelará los precios a la mitad de los mutualistas, frente a las dos terceras partes del ejercicio anterior.