31 mayo, 2024

Los retos ante los cuales se enfrentan los seguros en España

Los retos ante los cuales se enfrentan los seguros en España

Los académicos de la Cátedra Extraordinaria ‘Salud sostenible y responsable’ de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), han lamentado que algunos seguros privados de salud limiten la contratación de sus servicios por razones de edad o estado de salud.

Así lo reflejan en el informe ‘Un sistema sanitario en transformación. Los retos del aseguramiento privado en España’, que han presentado este viernes en la UCM y cuyo objetivo ha sido identificar los retos a los que se enfrenta el sector para «mejorar la transparencia de los seguros de salud, facilitar la accesibilidad de los asegurados a los servicios sanitarios y garantizar la calidad y la sostenibilidad del sector».

Para el desarrollo del documento, se han realizado un total de 29 entrevistas a profesionales pertenecientes a 24 organizaciones, instituciones y empresas relacionadas con el ámbito de la salud, entre los que se encuentran Asisa, DKV Seguros, la Asociación Coordinadora Nacional de Artritis, la Asociación de Diabetes de Madrid, Mapfre, la Organización de Consumidores y Usuarios, la Organización Médica Colegial, Quirónsalud y Vithas, entre otros.

Así, los expertos que han elaborado la encuesta explican que, una vez que el ciudadano ha seleccionado la compañía con la que asegurarse, este puede encontrarse con dificultades, e incluso con la negativa, para acceder al sistema privado de salud en el caso de contar con una enfermedad preexistente o, incluso, aunque no cuente con ella en la actualidad, por haberla sufrido anteriormente.

«En este momento, se produce la primera barrera de acceso al sistema privado, al no permitir el aseguramiento a pacientes que sufren o han sufrido determinadas enfermedades», afirman en el informe.

Precisamente, antes de la contratación de un seguro de salud, las compañías aseguradoras solicitan a quienes quieran suscribirlo que cumplimenten un cuestionario en el que deben declarar si padecen o han padecido alguna enfermedad, si han sufrido alguna lesión, así como si se han sometido a alguna operación quirúrgica. Con esta información, la compañía valorará el riesgo que le conlleva cubrir a una persona determinada, y decidirá si acepta o rechaza la solicitud o si le excluye de algunas coberturas del seguro.

En este sentido, existen patologías como la diabetes, el cáncer, cardiopatías, enfermedades cerebrovasculares o VIH que impide a los pacientes acceder a un seguro de salud, al considerar las compañías que asegurarlos les supondría un riesgo «muy alto» por los costes que previsiblemente tendrían que asumir, se detalla en el estudio.

Discriminación por edad

Otro de los posibles motivos por lo que las compañías pueden negarse a la contratación de una póliza de salud es la edad del paciente. En la mayoría de los casos, la edad máxima para acceder a una póliza de salud es de 65 años, aunque algunas compañías aseguradoras están elevando esta edad hasta los 75 años.

Al margen de las limitaciones en función de las patologías previas o de la edad de las personas que quieran contratar un seguro de salud, otro aspecto a tener en cuenta es el periodo de carencia existente en las pólizas de salud, entendido como el plazo que se aplica una sola vez en toda la vida del contrato, por lo que una vez transcurrido ya nunca se vuelve a aplicar. Los periodos de carencia más habituales son para embarazo y parto, pruebas diagnósticas, intervenciones quirúrgicas y hospitalizaciones.

0 Reviews

Write a Review

Redaccion

Redaccion

Read Previous

Mutua Navarra detecta fracturas a través de la IA

Read Next

Los seguros de las industrias en España

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *