13 noviembre, 2020

El grupo de seguros de salud IMQ analiza las consecuencias físicas del coronavirus

grupo seguros salud IMQ analiza consecuencias físicas coronavirus

Del confinamiento a las playas. Del michelín a la operación bikini. Este es el horizonte que ya se constata en las consultas de Endocrinología y Nutrición, en una situación, la de la pandemia de Covid-19, absolutamente atípica y que ha dado la vuelta a nuestra forma de vivir”, provocando que nos enfrentemos a situaciones y escenarios completamente nuevos”, explica la Dra. Aída Cadenas, especialista en Endocrinología y Nutrición del grupo de seguros IMQ.

Según detalla, algunas encuestas, abiertas y voluntarias, con los consecuentes sesgos que esto significa, como la que ha realizado la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) aportan datos para la reflexión. Por ejemplo, que aproximadamente el 50% de los encuestados había subido entre 1 y 3 kg de peso en las primeras cuatro semanas de la cuarentena, y de ellos, prácticamente el 75% eran mujeres. Pero alrededor de un 15% había aumentado hasta 5 kg, a pesar de que el 60% de los encuestados reconocía haber puesto algo de su parte para que esto no ocurriera así”.

A pesar de que esta encuesta no dispone de todo el alcance que los especialistas desearían, “sus resultados sí se corresponden con lo que muchos endocrinólogos estamos viendo en nuestras consultas en los últimos días. Un aumento de peso que, en muchos casos, ha llegado a los cinco kilos”. Y esto ha ocurrido fundamentalmente por dos motivos: “por un lado, por un cambio en nuestra alimentación, y por otro lado, por la falta de actividad física en relación con el confinamiento”.

Cambios en los hábitos alimenticios

Desde muchas sociedades científicas se han intentado dar en las pasada semanas pautas sobre nutrición saludable durante la cuarentena, como el decálogo publicado por la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), las recomendaciones que recoge la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD) en su página web, o las recomendaciones sobre actividad física para realizar en el hogar que han publicado diversas sociedades (entre ellas, la propia SEEN, mencionada previamente)”.

En un mundo ideal eso hubiera sido lo que los ciudadanos habrían puesto en práctica y ahora que se retoman las consultas no se verían las consecuencias de este cambio de hábitos. Pero la realidad han sido estanterías de cervezas vacías en los supermercados, de hecho, se estima el aumento en su consumo en un 42% aproximadamente; carros de la compra llenos de aperitivos (snacks), con un aumento del 60% de ventas; y cuando nos ha dado por meternos a panaderos y reposteros, hemos comprado un 200% más de harinas de lo habitual”, desgrana la especialista en Endocrinología y Nutrición de IMQ.

Según refiere la experta, se ha producido un cambio notable en los productos que se han consumido con más frecuencia en las primeras semanas del confinamiento y en las últimas. Empezamos comprando víveres ‘de supervivencia’, como comida envasada y preparada; alimentos básicos, como aceite, arroz, pasta y legumbre; productos de limpieza del hogar, sobre todo lejía y desinfectantes; y, por supuesto, el ya famoso papel higiénico. Pero en las últimas semanas los consumos han variado sobre todo con respecto a las bebidas alcohólicas, cuyo consumo ha aumentado en un 130%, y las conservas”.

Descenso en la actividad física

Para la doctora Aída Cadenas,no cabe duda de que están siendo tiempos duros, pero deberíamos aprender de todo esto para que, si desafortunadamente tenemos que volver a pasar por una situación similar, debido a un rebrote o por otra causa, no nos pille un confinamiento sin un plan B, y sepamos cómo actuar y así no tenga consecuencias sobre nuestra salud”.

La experta concluye señalando que ahora nos toca en muchas consultas, como diría Don Quijote, ‘desfacer el entuerto’, y a los pacientes, ponerse las pilas y empezar a cuidarse para recobrar un poquito de salud. Un dato esperanzador en este sentido es que también en estas últimas semanas del estado de alarma se ha aumentado hasta en un 250% la compra de utensilios de cocina y se han doblado las ventas de material de fitness”.

0 Reviews

Write a Review

Redaccion

Redaccion

Read Previous

Los primeros empleados de AXA regresan a las sedes con el fin del estado de alarma

Read Next

AXA España compensa las emisiones de CO2 plantando el ‘Bosque AXA’

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.