10 octubre, 2020

Estudio Siniestralidad laboral: autónomos vs. asalariados

Estudio sobre siniestralidad laboral de la ATA y Mutua Universal: autónomos vs. asalariados

Un estudio sobre siniestralidad laboral de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) y Mutua Universal ha concluido que los autónomos sufren más accidentes, graves y muy graves, que los asalariados.

El 97,37% de los accidentes de los autónomos en la jornada de trabajo son de grado leve, frente al 99,1% de los que tienen los trabajadores por cuenta ajena. Sin embargo, el 2,4% de los autónomos han tenido en 2017 un accidente grave, frente al 0,77% de los trabajadores por cuenta ajena, y el 0,1% sufrieron un accidente muy grave, frente al 0,03% de los de los asalariados.

Si se consideran los accidentes que resultaron mortales, en 2016 se incrementaron casi en un 50% el número de autónomos que perdieron la vida en accidente de trabajo, con 25 fallecidos frente a los 17 de 2015. En 2017 se ha vuelto a reducir la cifra de fallecidos a casi la mitad, hasta un total de 13 autónomos fallecidos en accidentes laborales.

En diciembre de 2017, el número total de autónomos inscritos en contingencias profesionales ascendía a 606.452 personas, lo que representa una cobertura del 18,9% del total del colectivo (3.200.314 autónomos a cierre de diciembre de 2017).

Esto supone que únicamente uno de cada cinco autónomos tiene cubiertas las contingencias profesionales (accidentes de trabajo y enfermedades profesionales), según el informe de ATA.

De los 300 accidentes graves sufridos por los autónomos, 112 son de actividades relacionadas con la agricultura. Los 16 accidentes muy graves corresponden a las actividades de agricultura, transporte y construcción, mientras que de 13 accidentes mortales la mayor parte son del sector agrario (4) y construcción (2).

Si la agricultura fue en 2015 el sector con mayor siniestralidad con 2.896 accidentes, el sector Servicios tomó este relevo en 2016 con 3.634 autónomos accidentados en el conjunto del año y en 2017 vuelve a ser la agricultura, con 2.919 accidentes, el sector que más sufrió.

Le siguen como sectores con mayor siniestralidad construcción (1.574 accidentes), transporte (855 accidentes) y comercio (809 accidentes).

Si se analiza el número de accidentes durante la jornada laboral por cada 100.000 trabajadores expuestos al riesgo, el sector de la construcción es un año más el de mayor índice de incidencia (4.157), seguido de industria (3.881), transporte (2.880 accidentes) y agricultura (2.426).

El informe muestra que prácticamente seis de cada 10 autónomos accidentados tienen una edad comprendida entre los 35 a 54 años y significativamente estos datos están por encima de los trabajadores asalariados de su misma edad.

Respecto a la mujer autónoma, el informe refleja una siniestralidad menor que la de los varones, ya que sufrieron 2.107 accidentes de trabajo frente a los 9.713 de los autónomos varones, lo que representa un 17,8% del total de accidentes. Sin embargo, porcentualmente sufren más accidentes que los varones a partir de los 45 años. El 60% de las autónomas que sufren un accidente tienen más de 45 años, frente al casi 50% de los accidentes de los varones, que son los que se producen a partir de esa edad.

Si se compara con los accidentes de los trabajadores por cuenta ajena, los autónomos varones tienen más accidentes que los trabajadores por cuenta ajena a partir de los 35 años. Sin embargo, entre las autónomas y las trabajadoras por cuenta ajena esta franja de edad suma 10 años en favor de las autónomas. Es decir, tienen más accidentes porcentualmente hablando las autónomas a partir de los 45 que las trabajadoras por cuenta ajena.

Durante el 2017, las lesiones más frecuentes entre autónomos fueron esguinces, dislocaciones y distensiones (4.605), con un 38,96%, seguidas de fractura cerradas y lesiones superficiales, con 1.333 y 1.299, ambas un 11% del total. Junto con heridas abiertas y subluxaciones, abarcan casi el 80% del total de lesiones.

El 28,66% (3.388) de los accidentes se produjeron por sobreesfuerzo físico sobre el sistema musculo-esquelético, destacando igualmente la lesión derivada de caídas de los autónomos 23,36% (2.761), superando el 50% de las causas del accidente entre ambas.

Respecto al momento de mayor siniestralidad, se suele producir en la franja horaria que va de las 10 a las 12 de la mañana, incrementándose en 2016 lo ocurridos a las 10 de la mañana, ya que en esa hora se producen un 14% de los accidentes. Esta circunstancia horaria sí coincide con los trabajadores por cuenta ajena.

0 Reviews

Write a Review

Beatriz Merino

Somos el equipo de redacción del Portal Mutuas y Seguros. Las actuaciones de las empresas del sector impactan a nuestros lectores y aquí compartimos todos los puntos de vista.

Read Previous

Sanitas: I edición Premio Mejor Caso Clínico Multidisciplinar Dental Star

Read Next

Los seguros M&A experimentarán un crecimiento en España