Los fraudes al seguro del coche siguen siendo muy habituales

Fraudes al seguro del coche

Los seguros del coche son unos de los que más se contratan. Si bien lo ideal sería que la relación entre la aseguradora y el asegurado sea leal, hay casos en los que los clientes intentan defraudar a las compañías para cobrar pólizas que no les corresponden. Las aseguradoras se han dado cuenta de que existen usuarios que intentan estafar.

Estudios recientes indican que aproximadamente, dos de cada tres fraudes al seguro que se producen al año, tienen que ver con los coches. Esto se traduce en pérdidas millonarias para las firmas del segmento. Por ello, para cubrirse, las aseguradoras terminan aumentando el promedio del seguro de vehículos hasta en 30 euros anuales. Es decir, estas personas sólo perjudican otros asegurados.

Si el intento de fraude se descubre, el riesgo que corre ese cliente es altísimo. No solo el contrato entre las partes quedará anulado al instante, sino que además perderá el derecho a recibir cualquier tipo de indemnización. Por si eso fuera poco, el defraudador pasa a ser incluido en una base de datos común para todas las empresas del segmento.

En otras palabras, quien cometa fraude, la próxima vez que intente contratar un seguro del coche se encontrará con que la prima es mucho más elevada que la de los demás clientes porque se considera que eres un asegurado peligroso.

Lo mejor es evitar sorpresas en la contratación de seguros del coche, tanto para obtener la póliza que realmente el cliente espera, como para actuar de forma correcta una vez que se cuente con este resguardo.