28 febrero, 2024

Se cuestionan los seguros para móviles de Celside Insurance

Se cuestionan los seguros para móviles de Celside Insurance

Celside Insurance ha sido denunciada por Facua-Consumidores en Acción por comercializar seguros para móviles y dispositivos electrónicos en establecimientos como Hubside, Fnac, MediaMarkt y Apple Store, entre todos, ante la Dirección General de Consumo por poner trabas para darse de baja e incurrir en cláusulas abusivas en algunos de sus seguros.

La asociación de consumidores afirma que también está interponiendo denuncias ante las autoridades de protección al consumidor de aquellas Comunidades Autónomas donde residen los afectados que se están dirigiendo a la asociación, y les ha pedido que impongan sanciones a la empresa.

Según Facua, los seguros de Celside Insurance se ofertan en grandes cadenas de establecimientos con el reclamo de que el primer mes es gratuito: «Pero muchos de los usuarios que intentan darse de baja para no comenzar a pagar o anular la renovación el segundo año se encuentran con grandes problemas para lograrlo y con los posteriores requerimientos de pago por parte de la aseguradora».

Avisar con dos meses de antelación

Añade que Celside incluye en sus condiciones de contratación que, para rescindir algunos tipos de contratos durante los 12 primeros meses de vigencia, el usuario tendrá que enviar una carta por correo postal a Francia, corriendo éste con el coste del envío. Sin embargo, según este documento, para aquellas personas que quieren desistir a partir del 13º mes, bastaría con realizar una llamada a un teléfono de prefijo geográfico.

Facua considera que la imposición del envío de una carta a Francia implica un obstáculo al ejercicio del derecho del consumidor a solicitar la baja: «El hecho de que la aseguradora inste a solicitar por teléfono cuando el usuario ha estado más de 12 meses genera inseguridad, ya que el consumidor no tiene pruebas de haber realizado la llamada para ese fin. La asociación considera que la aseguradora debe aceptar cualquier solicitud de baja tanto por correo postal en sus sedes de Barcelona o Francia como por correo electrónico».

Y recuerda que, según el artículo 21.3 del Real Decreto 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, las empresas deben facilitar a los consumidores tanto una dirección postal como un número de teléfono y una dirección de correo electrónico.

A su vez, la aseguradora exige al consumidor rescindir algunos contratos del seguro con un preaviso de «al menos dos meses antes de cada fecha de vencimiento anual». Para Facua, esta cláusula incumple el artículo 22.2 de la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro, donde se establece que el consumidor debe comunicar su intención de no prorrogar un contrato con un mes de antelación: «Es más, son las aseguradoras las que tienen que informar a sus clientes con dos meses de antelación si pretenden aplicar una subida en el importe del seguro en su renovación anual».

Más allá de estas cláusulas, la asociación ha recibido varias reclamaciones de sus socios por las trabas que pone Celside Insurance a la hora de proceder a la cancelación de un contrato: «Algunos clientes, pese a haber notificado su intención de rescindir el acuerdo tanto por teléfono como por correo electrónico, han visto cómo la aseguradora ha ignorado su petición y les ha seguido cobrando la cuota mensual por el seguro de su dispositivo electrónico».

Otras denuncias

Asimismo, Facua señala que Celside Insurance, que es filial de la francesa SFAM, ya fue multada en 2019 en su país con 10 millones de euros por emplear prácticas fraudulentas en la comercialización de seguros. Además, en enero de 2022 la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) la penalizó con 5.000 euros por vulnerar los derechos de una usuaria cuyos datos bancarios compartió sin su permiso para que le realizaran cargos.

Por otra parte, el Consejo General de Colegios de Mediadores presentó una denuncia ante la DGSFP contra SFAM y su distribuidora en España, Axeria IARD, por utilizar fraudulentamente el nombre del Consejo vinculándolo en sus pólizas como su Servicio de Atención al Cliente para atender las quejas y reclamaciones que presenten los asegurados.

El Consejo General informó de que no tiene ningún tipo de relación con la empresa SFAM (Société Française d’Assurances) comercializadora de seguros para móvil, multimedia y dispositivos conectados. «SFAM no figura como miembro en ninguno de los 52 colegios provinciales ni ha suscrito acuerdo alguno con el Consejo”.

0 Reviews

Write a Review

Redaccion

Redaccion

Read Previous

Mutua Madrileña sortea entradas para el Mutua Madrid Open

Read Next

Prima invertirá 50 millones en España

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *