19 septiembre, 2019

Vuelven a crecer las pólizas de ahorro con riesgo

polizas de ahorro con riesgo

Las pólizas de ahorro con riesgo para el tomador, llamadas también unit linked, representan una de las medidas que pueden contrarrestar la presión del seguro ante el entorno de bajos tipos de interés. El sector lleva tiempo intentando ganar clientes y, según los datos de Unespa sobre la evolución del sector en el ramo de vida en 2019, estas pólizas han vuelto a crecer, ganando un 10,5% de clientes en el último año. Este incremento, que se contabiliza en 714.000 clientes, se traduce en un cambio de tendencia frente a la caída continuada que llevaba sufriendo este producto desde hacía años.

Esta recuperación de asegurados también ha hecho que los unit linked hayan elevado la bolsa de ahorro gestionado. En concreto, las provisiones técnicas de estas pólizas de riesgo (donde se incluyen tanto las nuevas aportaciones como el resultado de las inversiones) rebasaban los 13.500 millones de euros al finalizar junio. Este importe podría parecer pequeño en comparación con los 186.700 millones que el sector administra en total (a través de los diversos productos de ahorro previsión), pero significa un avance de casi el 11% desde enero y del 9% respecto a un año atrás.

Sin embargo, aunque los resultados son positivos para el sector, este producto financiero está envuelto en polémica. De hecho, Eiopa, el regulador europeo de los seguros, ha advertido varias veces de que algunas aseguradoras venden estos productos basándose en los incentivos que ofrecen las gestoras de los fondos en los que invierten estas pólizas y no en el beneficio que los clientes podrían obtener.

Los tipos ultrabajos que se dan en la actualidad dificultan la obtención de rentabilidad y estos seguros de riesgo permiten a las entidades del sector ofrecer retornos atractivos y reducir las implicaciones de avalar el principal que tiene otros productos de ahorro garantizados. Por eso, el sector lleva meses incentivando la adquisición de estas pólizas.

«Los unit linked son una apuesta interesante por parte de las aseguradoras y por parte de Mapfre para competir en un ambiente hostil de rivalidad con los bancos», señalaba el presidente del grupo, Antonio Huertas, el pasado febrero, durante la presentación de los resultados relativos a 2018. «Hemos tenido que ofrecer productos con algo de riesgo para que resulten atractivos al cliente porque los mercados están como están», subrayó.

Además de estas pólizas de riesgo, solo otros dos productos del ramo de vida ahorro han conseguido elevar la base de clientes en los últimos 12 meses: las rentas vitalicias que provienen de la transformación de patrimonio (a las que se han acogido un 31% más de ahorradores) y los seguros individuales de ahorro a largo plazo (llamados también Sialp o planes de ahorro 5, que han ganado casi un 4% de suscriptores). Dos tipos que, a diferencia de los unit linked, se benefician de incentivos fiscales.

Redaccion

Read Previous

Los consumidores reclaman un seguro para intoxicaciones alimentarias

Read Next

El Observatorio de Pensiones de Willis TW detecta una mejoría en el sistema