Cada vez más personas deciden contratar un seguro de hogar para proteger su vivienda. Y es que, son muchas las ventajas que aportan este tipo de pólizas, no solo a los propietarios de un inmueble, también a aquellas personas que optan por vivir de alquiler, pero buscan garantizar que sus pertenencias y su día a día en el hogar cuenten con un respaldo ante cualquier problema que pueda surgir.

No obstante, hay una serie de factores a tener en cuenta a la hora de elegir un seguro de hogar. Y es que, hoy en día las aseguradoras tienen una amplia oferta de coberturas, pero es importante decidir qué compañía será la que nos pueda ofrecer el servicio que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Coberturas

Cuando buscamos adquirir un seguro de hogar es imprescindible conocer un dato: ¿qué cubre el seguro? Existen una serie de coberturas básicas que, por lo general, todas las compañías incluyen en su póliza, como son los daños por incendios, desastres meteorológicos, daños eléctricos, robos y desperfectos, responsabilidad civil… Sin embargo, algunas aseguradoras ofrecen ciertas coberturas complementarias que pueden añadirse y resultan interesantes según el perfil del asegurado (inquilino, propietario…) como pueden ser la defensa jurídica familiar completa, la asistencia del hogar, etc.

 Límites

Una vez que tenemos claro qué cubre y qué no cubre nuestro seguro y estamos dispuestos a firmar, es de vital importancia comprobar cuáles son los límites de las coberturas y que estos aparezcan detallados en la póliza del seguro de hogar. De esta manera evitaremos sorpresas indeseadas en el futuro.

Plazo para comunicar el siniestro

Por lo general, desde que se conoce que se ha producido el siniestro suele darse un plazo de una semana para comunicarlo. No obstante, algunas aseguradoras pueden ampliar este plazo en sus pólizas. Es importante tener constancia de esta fecha ya que si no se declara en el plazo estipulado de nada valdrá contar con un seguro de hogar.

Lo más recomendable es contactar con las aseguradoras o los mediadores para solicitar información, presupuesto, y explicarles nuestro caso particular para que puedan aconsejarnos qué póliza puede ser más conveniente contratar en base a nuestra situación.